dj stalingrad

13º Diario de lecturas de Léeme – Amor y odio

Dicen que el amor y el odio son las dos caras de la misma moneda.

Yo, la verdad, todavía no sé qué pensar. No sé si el amor y el odio tienen algo que ver en realidad; aún estoy intentando averiguar cuál es mi posición al respecto… aunque ¿acaso debería tener una? 😉

En fin, filosofadas aparte, este mes he experimentado con dos lecturas que también podrían ser las dos caras de la misma moneda, porque una habla sobre el odio y, la otra, sobre el amor que nos acompaña a todos, aunque a veces pensemos que tenemos que buscarlo fuera de nosotros mismos.

Aquí tienes un Diario de lecturas con dos libros aparentemente opuestos, pero… ¿tú qué crees? ¿Lo son realmente? ¡Dale al play y saca tus propias conclusiones!

 

13º Diario de lecturas de Léeme – Amor y odio

Y aquí van los libros de los que te he hablado en este Diario de lecturas:

  • Uno que nos narra los episodios reales de un grupo de skinheads cuyas vidas consisten en beber y batallar (puedes comprarlo AQUÍ).
  • Otro que relata la vida de un aspirante a Buda que se da cuenta, en cierto punto, de que a veces no hay que buscar para encontrar (puedes comprarlo AQUÍ).

Sí: aparentemente estos dos libros hablan uno de amor y el otro de odio.

Pero… ¿podemos encontrar la cara B de la moneda observando atentamente la cara A?

Yo creo que sí. Porque, leyendo Éxodo, por ejemplo, puedo hacerme consciente de la parte violenta que hay en mí, esa que de vez en cuando odia. Pero también puedo observar ese amor que surge en mi interior cuando leo las barbaridades que cuenta DJ Stalingrad en su novela y pienso que yo no sería capaz de cometerlas, y puedo vivir en mis carnes el dolor de quienes sufrieron -y sufren hoy en día- esa violencia…

No sé, supongo que se trata de un sentimiento de empatía, o de compasión. Y eso, creo, es una forma de amor… una forma de amor que surge leyendo un libro sobre el odio. ¿Paradójico? Puede…

Y lo mismo, pero al revés, puede pasar leyendo Siddhartha. Aunque el trasfondo de la novela es el amor hacia el mundo, hacia todos los seres humanos y hacia la vida misma, Siddhartha vive experiencias que lo conectan con esa parte de sí mismo que todavía experimenta el odio y el miedo -que, al fin y al cabo, son lo mismo: la negación de la vida tal y como es-.

Leyendo Siddhartha me conecto, sobre todo, con el amor, pero también puedo sentir esa parte mía que a veces odia y tiene miedo.

Al final, los libros son espejos que te muestran de ti mismo todo lo que tú les permitas mostrar. Si estás dispuesto a conocerte y a encontrarte con tu vulnerabilidad, te mostrarán mucho de ti; si estás cerrado a la vida, tal vez no veas demasiado de ti en ellos…


Y tú, ¿has leído alguno de estos libros? ¿Qué parte de ti te han mostrado? ¿Qué lecturas semejantes nos recomiendas? ¡Te espero en los comentarios!

2 Comentarios
  • Ana
    Publicado a las 21:57h, 14 octubre Responder

    Una vez más me han encantado tus propuestas. Está vez sobre dos grandes emociones, yo tampoco sabría asegurar si son antagónicas. …el libro de Herman Hesse lo tenía pendiente, ahora va el segundo tras “el Palacio de la luna”. Gracias Leeme y a Irene, fantásticas propuestas. Ana

    • Irene
      Publicado a las 08:33h, 26 octubre Responder

      Hola, Ana! Disculpa por la tardanza en responderte!
      Espero que disfrutes mucho tanto de “El palacio de la luna” como de Herman Hesse. Yo tengo pendiente leer más de este autor. El siguiente en mi lista es “El lobo estepario” 🙂
      Un abrazo!
      Irene

Publica un comentario

A %d blogueros les gusta esto: